Son Jabones Naturales porque sus ingredientes lo son. No es marketing. Te explicamos por qué.

 

 LAS 3 GRANDES DIFERENCIAS CON OTROS JABONES LLAMADOS “Naturales” o “Artesanales”

 

  1. CIEN POR CIEN NATURALES. A diferencia de muchos de los jabones llamados “naturales”, nuestros jabones contienen 0% de sustancias tóxicas: no contienen química sintética, ni parabenos ni OGM ni conservantes ni ningún derivado del petróleo de los que habitualmente se usan en cosmética convencional. Como su aroma procede sólo de los aceites esenciales, es una fragancia sutil que no molesta y que es apta para personas con cualquier tipo de alergia.
  2. CIEN POR CIEN ARTESANALES. diferencia de otros jabones llamados “artesanos”, los jabones Extra Virgin Soap no están hechos a máquina derivados en ningún paso del proceso: proceden de la saponificación del aceite de oliva virgen. Desde el primer al último paso, están cortados con hilo y a mano y envueltos a mano. Al comprar jabones artesanales, la diferencia se aprecia a primera vista.
  3. CIEN POR CIEN SEGUROS. A diferencia de otros jabones artesanales, tienen registro sanitario. Es decir, que hemos seguido el proceso para introducirlos en el mercado con todos los requisitos legales, para que puedas venderlos en tu tienda, hotel o farmacia con total tranquilidad.

 

INGREDIENTES DE NUESTROS JABONES

Excepto en el Jabón de la Leche de Burra y Seda, los ingredientes de las distintas variedades de las colección Handmade Soaps & Balms de Extra Virgin Soap son todos de origen vegetal y por tanto aptos para veganos*, y un alto porcentaje de ellos procede de la agricultura ecológica. Todos ellos tienen certificado de producto hecho a mano y certificado Cruelty Free.

*Excepto el Jabón de Leche de Burra y Seda y el Jabón de Leche de cabra

EL ACEITE DE OLIVA. El aceite de oliva de nuestros jabones artesanales no es un aceite de oliva cualquiera: es extra virgen y de calidad Premium. Las propiedades del aceite de oliva son conocidas desde tiempos remotos: su capacidad de lavar y purificar la piel manteniéndola suave e hidratada es más que reconocida.

LA LAVANDA DE CRETA Las propiedades de la lavanda son sobradamente conocidas: antiséptica, calmante (Jabón de Lavanda de Creta)

LAS HIERBAS DE LAS MONTAÑAS: ROMERO, ORTIGA, TOMILLO Y SALVIA. Hierba mediterráneas aromáticas y con un alto poder antiséptico. Aroma sobrio y propiedades magníficas para conseguir un lavado saludable del cabello. Puede usarse como champú sólido y el cabello queda brillante y con una incomparable sensación de limpieza (Jabón de Romero, Tomillo y Ortiga)

LAS ROSAS. Rosa de Damasco, Rosa salvaje y Rosa Geranio (además de la arcilla rosa) son los tres tipos de rosa que intervienen en la composición del Jabón Artesanal de Tres Rosas. Los aceites esenciales de rosas poseen propiedades hidratantes para la piel madura y para las manos estropeadas. (Jabón de Tres Rosas)

LA ARCILLA ROSA La arcilla rosa tiene el poder limpiador y ligeramente exfoliante de las arcillas usadas en las mascarillas, pero es apta para pieles sensibles y delicadas.

LA MANZANILLA O CALÉNDULA. Sus propiedades calmantes son de sobra conocidas. Un jabón idóneo para proteger la piel de las mano, prevenir y tratar irritaciones y para cuidar de la piel de los más pequeños de la casa. (Jabón de Manzanilla)

LA LECHE DE BURRA. Las proppiedades de la Leche de Burra son legendarias desde que la tradición de los baños de Cleopatra entró en la memoria colectiva. La leche de burra posee propiedades suavizantes espectaculares y propiedades protectoras, regeneradoras y rejuvenecedoras. Por ello es muy apreciada y su precio cuatro veces superior a la leche de vaca. En los Jabones Extra Virgin Soap se utiliza leche de yegua de granjas ecológicas de Messina (Jabón de Leche de Burra y Seda)

LA SEDA TUSSAH. Es sabido que la suavidad de la seda como tejido no tiene equivalente y que se usa también en cosmética e incluso para fabricar hilos quirúrgicos. Las proteínas de seda son muy apreciadas en la elaboración de cosméticos por sus efectos emolientes y suavizantes que actúan en sinergia con la piel.

El proceso de obtención de la seda sólo es sostenible y Cruelty Free si se trata de Seda Tussah. En la seda Tussah, también llamada seda salvaje, los gusanos no son criados en cautividad y se produce un aprovechamiento natural de los capullos. La seda recogida es más irregular, pues la fibra no puede ser enrollada, lo que para un uso cosmético es indiferente. Por ello los jabones el Jabón de Leche de Burra y Seda Extra Virgin Soap sólo contiene seda salvaje de tipo Tussah. Es el único jabón que no es “estrictamente” vegano, pero sí es Cruelty Free y la Leche de Burra procede de granjas ecológicas controladas. (Jabón de Leche de Burra y Seda)

Naranja. Siempre apreciada por su aroma cítrico tan agradable y refrescante y por sus propiedades regenerantes para la piel, dada su riqueza en vitamina C.

Canela. La canela se extrae de la corteza interior de un árbol llamado Cinnamomum, que alcanza su esplendor en Grecia y en Egipto. De estos países datan los primeros vestigios de su uso, siendo por enconces un ingrediente raro y muy valioso que sólo estaba al alcance de los más afortunados. Tiene un aroma exquisito y propiedades afrodisíacas. Es antiinflamatoria y anti-radicales libres.

La Leche de Cabra. Leche de gran riqueza en proteínas y vitamina A, la leche de cabra es apreciada y rara. Posee un alto poder hidratante y propiedades antialérgicas parecidas a la leche de burra, aunque no tiene el “glamour legendario” de esta última. La Leche de Cabra de nuestros jabones procede de granjas de producción ecológica.

 

Puedes saber más sobre jabones artesanales en los artículos de nuestro blog